VEN
BsF Col

El Diario Habla

El Diario Habla El Diario Habla

Según denunció el presidente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (fedenaga), Carlos Odoardo Albornoz, continúan los “ataques” en las pocas fincas productivas que quedan en el país.

A través de su cuenta de Twitter, Albornoz expresó que un grupo de al menos 20 hombres “luego de extorsionar a un campesino zuliano, sustrajeron 12 reses, descuartizándolas y llevando su carne“.

Asimismo, indicó que en otra unidad de producción descuartizaron a “15 mautes al cobijo de la noche, cuatreros arruinando a un humilde campesino que apostó a la agro alimentación”

“En Venezuela, en las actuales circunstancias, es inviable y altamente riesgosa la producción de alimentos. Nos masacran”, expresó al tiempo que denunció que el gobernador del estado Barinas, Argenis Chávez Frías, “toma para sí, a su discreción con un decreto inconstitucional, el 50% de la producción de ese estado (primer productor de carne, tercero de maíz y arroz, sexto en leche, cuarto productor de quesos) de Venezuela perjudicando a los grandes centros de consumo y mayoría del país”.

Otro sector productivo que se ha visto duramente afectado es el panadero, donde la ausencia de harina de trigo regulada es aguda y los elevados costos de importarla hacen cuesta arriba la producción de pan.

Publicidad

El encargado de una panadería en Chacaíto señaló que el 27 de diciembre le  llegaron 35 sacos de harina de trigo regulada, pero solo alcanzó para 10 días. Después de 2 meses sin sacar pan, pudieron hornear del tipo francés hasta el 6 de enero, y lo vendieron en 4.800 bolívares, publicó El Nacional.

Esta semana ha tratado de mantener en pie su negocio con la venta de cachitos, pan andino y queso. El pasado martes lograron hornear 100 piezas pequeñas de campesino –que lo vendieron en 10.000 bolívares– con un saco de harina nacional que les costó 1.400.000 bolívares.

En otra panadería de Chacaíto recibieron el insumo regulado el 28 de diciembre, pero les alcanzó para apenas 3 días para elaborar pan francés. El encargado aseguró que no les despacharon levadura, por lo que tuvieron que comprarla importada en 500.000 bolívares el medio kilo. “Aun así tuvimos que vender el pan a precio regulado”, dijo.

“Esta semana rechacé un saco de harina de 2 millones de bolívares porque cada pan costaría 30.000 bolívares”, declaró por su parte la dueña de un establecimiento en La Carlota.

Relacionado
Mas Compartido
#ElDiarioHabla | Videos