VEN
BsF Col

El Diario Habla

El Diario Habla El Diario Habla

Algunos venezolanos han llegado a Cúcuta, Colombia, en busca de una mejor calidad de vida, pero en su desesperación han terminado durmiendo en las calles y parques de la localidad

Debido a la proliferación, el alcalde César Rojas ha solicitado al presidente colombiano Juan Manuel Santos que declare emergencia social en la ciudad fronteriza.

“Le he solicitado al Presidente que se declare una emergencia social por la situación que se está presentando en la ciudad de Cúcuta, principalmente por el desempleo y la informalidad”, explicó el burgomaestre.

Esta petición fue hecha por Rojas durante una reunión que mantuvo con el Jefe de Estado colombiano y varios gobernantes de la región limítrofe con Venezuela, a propósito de la ola migratoria de venezolanos que se ha sentido con mayor intensidad en esas zonas durante los últimos meses.

Hace varias semanas, la Alcaldía de Cúcuta emprendió un censo en el que se constató la situación de calle de al menos mil venezolanos.

Según explicó Rojas, la declaratoria de este estado en crisis representaría en una primera instancia el encausamiento de recursos y acciones gubernamentales que permitan ofrecer una alternativa de ocupación para las más de 30.000 personas sin trabajo en la capital nortesantandereana, ciudad que ocupa el segundo lugar en el escalafón nacional de desempleo y el primer puesto en informalidad, según datos del Dane.

Publicidad

La figura jurídica facilitaría un paquete de medidas para atender puntos críticos en materia de salud, educación y seguridad, que se han agravado por el flujo diario de casi 50.000 personas cruzando la línea divisoria.

Un censo emprendido hace unas semanas por la Alcaldía de Cúcuta documentó la situación de calle de unos 1.000 venezolanos que deambulan por los parques y andenes de la ciudad, en busca de alimento y refugio.

Sin embargo, las cifras reales son muy diferentes con respecto a los registros formales: la cifra oficial de la autoridad migratoria colombiana indica que, desde 2014, al país han entrado 1.100.000 venezolanos, pero se calcula que al menos otros 900.000 lo hicieron de forma irregular, para una población flotante superior a los dos millones de venezolanos.

Como ejemplo, mientras en una ciudad como Arauca (90.000 habitantes) hay un paso fronterizo oficial, en paralelo existen otros 22 informales. Y en Paraguachón, más al norte, y en la Guajira, la proporción es un puesto de migración por cada cien trochas o caminos ilegales, tanto o más conocidos que el propio puesto de control fronterizo.

La posibilidad de instaurar una situación de emergencia se plantea en vísperas de la visita de Santos a la capital de Norte de Santander, donde se tiene prevista la presentación de un plan de choque por parte del alto gobierno para amortiguar el impacto del éxodo de venezolanos hacia el país.

Relacionado
Mas Compartido
#ElDiarioHabla | Videos