VEN
BsF Col

El Diario Habla

El Diario Habla El Diario Habla

De acuerdo al cumplimiento del mandato del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, tropas del ejército colombiano patrullan la zona fronteriza con Venezuela por el enorme éxodo descontrolado de venezolanos a través de Colombia

Miles de venezolanos que intentaban emigrar entrando a Colombia a través del puente internacional Simón Bolívar, protagonizaron el viernes momentos de tensión al comenzar a regir los controles de acceso.

Jorge Peña y su nieto de cuatro años son dos venezolanos, entre miles, que el viernes no pudieron salir de Venezuela, hacia Colombia, por no cumplir con los requisitos que determinó el presidente Juan Manuel Santos para los extranjeros que quieran pisar suelo colombiano, publica La Opinión.

El hombre, de unos 60 años de edad, de cuerpo fornido, resistía firme los empujones de un rio humano detrás de él. Un turba de miles de personas pretendía cruzar el puente Internacional Simón Bolívar alzaban con afán sus cedulas de identidad y sus carnet migratorios para lograr moverse a su destino.

Ya había transcurrido hora y media desde que Jorge formó parte de la multitud, eran las 10:00 am, pero al pasar por la alcabala de Migración Colombia se quedó hasta allí por no traer consigo la partida de nacimiento del niño; lo mismo sucedía con otros padres por no contar con el documento.

Según contó, su visita a Colombia se debía a conseguir las vacunas que necesita su nieto y volver a Venezuela, pero a pesar de contarle a los agentes de migración se quedó a la mitad del puente, en medio de personas asfixiadas por el inclemente sol de la frontera y por las necesidades ante la escasez y el problema político que afronta su país.

Publicidad

El día viernes no fue un día fácil para cruzar la frontera. Según los migrantes, llegar a Colombia, para recorrer los 500 metros que hay entre la alcabala de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la mitad del puente internacional que divide a los países, podría tomar mínimo una hora, o hasta dos, debido a los estrictos controles.

La desinformación y el caos también fue parte de la difícil jornada, porque a aquellos que no los dejaron pasar por la falta de documentación necesaria volvían diciendo que habían cerrado la frontera.

Colombianos que se dirigían a Venezuela tampoco pudieron cruzar por la exigencia del pasaporte.

Cuando eran aproximadamente las 10:30 de la mañana hubo personas que no resistieron estar entre la aglomeración y se desmayaron. La euforia que vivieron miles de venezolanos revivió la escena que hubo hace dos años cuando el presidente Nicolás Maduro cerró la frontera.

Relacionado
Mas Compartido
#ElDiarioHabla | Videos