VEN
BsF Col

El Diario Habla

El Diario Habla El Diario Habla

Las panaderías socialistas no escapan de la realidad que vive el país, junto a la inflación y la escasez que se agudiza con el pasar de los días, también golpean estos negocios que el Gobierno Nacional alguna vez creo para el ahorro de los venezolanos.

En un establecimiento ubicado en la plaza Candelaria, en Caracas, en diciembre el pan campesino se vendía en Bs. 3.500 y en lo que va de nuevo año ya cuesta Bs. 7.000, esto se traduce en un incremento del 100% que inevitablemente tuvo que hacerse por “la situación económica del país”, según el encargado.

De acuerdo con los trabajadores, durante el mes de diciembre recibieron levadura pero próximas a vencer que luego tuvieron que desecharse 38 pastillas de este producto ya que habían caducado. Ahora, esperan a que la Superintendencia Nacional de Gestión Agroalimentaria reponga el insumo.

Según reseña El Nacional, para mantener la producción en estos establecimientos han tenido que recurrir a los bachaqueros, pese a comprar a sobreprecio deben venderlo al precio regulado, explicaron, lo que claramente genera pérdidas al local.

Por su parte, los clientes de estas panadería socialistas aseguran que consiguen el pan a un más bajo precio que en otras, sin embargo no todo es tan lindo como se pinta, para poder adquirir un pan en estos establecimientos se hacen largas colas donde se les da prioridad a los de la tercera edad y con discapacidad otorgándoles sólo 100 números diarios.

Hay panaderías a las que sólo se les permite la venta de pan a los Clap, como es el caso de la antigua Mansion’s Bakery fiscalizada en marzo pasado, ubicada en la esquina del Cuartel Viejo en la avenida Baralt.

Publicidad

Distribuyen los panes Bs. 1.500 cada uno y afuera tienen un letrero que informa a los Clap que deben llevar “los sacos completos y limpios para agilizar el proceso”. Por ahora la materia prima que tienen solo les permite elaborar panes dulces que venden a Bs. 2.000 y cachitos, informó una empleada del lugar.

Añadió que en una red de panaderos socialistas están discutiendo la posibilidad de intercambiar insumos con otras panaderías para solventar la falta de algunos ingredientes para la elaboración del alimento.

Una mujer que se encontraba en el local dijo que en la panadería socialista consigue el pan a un precio más económico que en las privadas. Lo mismo dijo César Pacheco, que conversaba con un hombre mayor en una mesa desde donde podían verse los estantes y escaparates vacíos. En una pared del local se exhibía la “cadena de mando” en el siguiente orden: Simón Bolívar, Hugo Chávez Frías, Nicolás Maduro y Mirelys Contreras, que se desempeñó como ministra del Servicio Penitenciario durante seis meses.

El día viernes, clientes hacían cola sentadas en la plaza Candelaria, en su mayoría personas de la tercera edad, para adquirir pan. El encargado indicó que atienden a 100 personas mayores y a discapacitados. “Un grupo puede comprar los lunes y miércoles, y otro los martes y jueves con un ticket que les damos”, relató.

Relacionado
Mas Compartido
#ElDiarioHabla | Videos